Surfear con la vida

Un mar en calma nunca hizo buenos marineros, y aún así, a veces creemos que no somos capaces de timonear algunas tormentas. Al final descubrimos que logramos cabalgar encima de la ola y nos convertimos en parte de ella… casi parece que volamos. Que nunca se nos olvide surferar con la vida, pase lo que pase terminaremos en el agua, y en ese infinito, aprendemos las lecciones más importantes. Y a por la siguiente ola….😉

Rosa Vidal Ross © Copyright 2017

Anuncios

Perdiendo los papeles…

Cuando no sepas como resolver un problema que te quita la serenidad…Toma una pequeña altura, cambia de perspectiva, trata de ver con nuevos ojos, respira de nuevo el aire, y encontraras apoyo en cosas simples y sencillas de la vida. Verás cuanta gente maravillosa hay a tu alrededor. Comprobarás que hay personas dispuestas a todo, para que vuelvas a sonreír. A veces, es necesario perder los papeles, para encontrar el tuyo en la vida, y dejar que las cosas sucedan sin tener el control de todo 😉

Rosa Vidal Ross © Copyright

Simplemente…sucede.

No sé si te ha pasado alguna vez… y has conocido a alguien que te sorprende realmente. Puede que al principio la hayas visto de otra forma, y a medida que la vas conociendo, sientes que te vas enganchando poco a poco. Que necesitas, casi a diario, de esa pequeña dosis, que tanto placer te causa. De su particular forma de entender el mundo; de su voz y su presencia. De su forma de ser. Esa persona que en algún momento no era nada para ti, y ahora significa mucho. Por eso, nunca sabes en quien se acabará convirtiendo, ese hombre o esa mujer, que de repente aparece en tu vida. Es algo que nunca ves venir y que simplemente… sucede.

Rosa Vidal Ross Copyright 2017.

Ser amigos.

Ser tu amigo, también es hablarte de aquello que no te gusta oír; aquello de lo que no te sientes orgulloso; de lo que te arrepientes, de lo que nunca volverías a hacer, incluso… aquello en lo que no te reconoces a ti mismo. Y aún así, besaré tus cicatrices.

Ser tu amiga, también es, acompañarte en tus peores tormentas, y contarte al oído las cosas que no me gustan y que te hará daño escuchar. Aunque sabes, que todos necesitamos de “esa” persona que nos diga la verdad, cuando los demás ya no lo hacen.

Ser tu amigo, también significa, tener la libertad de decirte, que no eres perfecto, infalible y maravilloso, las 24 horas del día. Y que cometerás errores continuamente. Aún así, yo no dejaré de quererte.

Ser tu amiga, también me permite entrar con respeto, a ese espacio donde la amistad ocupa el lugar más importante, ahí donde no siempre es necesario pedir perdón, si un abrazo sincero lo dice todo. Y tendrás que perdonarme muchas veces, las mismas que yo a ti.

Ser amigos nos concede un “pasaporte” único e intransferible, y en cada una de sus páginas, va sellando día a día, cada uno de nuestros viajes juntos; cada una de nuestras aventuras cotidianas.

Un documento que nos recuerda que somos, reales, humanos, imperfectos, torpes, imprudentes, que fallamos, mentimos, y nos equivocamos. Un mapa, que como la vida misma, nos levanta del suelo y nos inventa nuevos caminos. Nos pone alas de nuevo y una sonrisa… si estamos juntos.

Rosa Vidal Ross Copyright 2017.

Ella dijo: “escríbeme algo bonito”

Ella dijo: “Escríbeme algo bonito”. Y él le escribió: La ecuación de Dirac.

Esta es la ecuación de Dirac, y es la más bonita de toda la física. Ella describe el fenómeno del entrelazamiento cuántico, que afirma que “si dos sistemas interaccionan entre ellos durante cierto periodo de tiempo y luego se separan, podemos describirlos como dos sistemas distintos, pero de una forma sutil se vuelven un sistema único.

Lo que le ocurre a uno sigue afectando al otro, incluso a distancia de kilómetros o años luz”. Curiosamente es lo mismo que ocurre entre dos personas cuando les une un vínculo que solo los seres vivos pueden experimentar. Todavía se desconoce cómo actúa esta relación a la que llamamos: Amor.

No hay otro forma de amar que no sea con riesgo. Sin cordura, sin limites. Sin pensarlo. Sin lógica, ni preguntas. Sin cuidado. Como escribió Chavela Vargas: “Ama sin medida, sin limite, sin complejo, sin permiso, sin coraje, sin consejo, sin duda, sin precio, sin cura, sin nada.

No tengas miedo de amar. Vertirás lágrimas con amor o sin él. Creo que todo pasa por una razón. La gente cambia y así aprendes a dejarlos ir. A veces las cosas se tuercen para que las aprecies cuando van bien. Te crees algunas mentiras y al final aprendes a limitar tu confianza. Y a veces las cosas buenas se rompen para que nazcan otras mejores.

Descubrí que todos somos el secreto de alguien y soñamos con vivir una historia de amor tan pasional e incoherente que, aunque dure un día, nos deje su huella tatuada para siempre. Todos deseamos ser el escondite favorito de aquella persona que vive en nuestra mente, aunque ella esté en la otra punta del mundo.

Todos deseamos que nos despierten por la mañana con un café en la mano, alegría en la otra, y nos hagan sentir la persona más especial del planeta. Todos deseamos vivir emociones de verdad, conocer personas increíbles y luchar por aquello en lo que creemos, aunque sean locuras….pero pocos tienen la valentía de ir a por ello.

Lección sencilla: Nadie hará por tu vida lo que tú mismo no hagas por ella. Locuras incluídas. Entonces te sorpenderá descubrir cuanto locos hay en el mundo, como tú.

Rosa Vidal Ross © Copyright 2016

Quèdate contigo.

Quédate con la persona para quién eres un prioridad, no una opción. Quédate con quién mueve su mundo entero para darte el lugar que mereces, sin más explicaciones. Quédate con quién se la juega contigo, aunque sólo tenga un palpito en el corazón y cien dudas en la mente.

Quédate con quién te demuestra lo que siente, así sin más…porque tu sola presencia es suficiente para dar un nuevo y precioso sentido a su vida. Y sobre cualquier otra cosa, quédate siempre contigo, para que no tengas que depender de las decisiones que otros tomen en tu camino.

Rosa Vidal Ross © Copyright 2016

Error de cálculo.

Y él, que solo quería hacer el amor con ella, acabó por verla dormir. Terminó por secar sus lágrimas, escuchar su risa y su voz y sentir así, todas las emociones del mundo. Él, que sólo quería tocar su cuerpo, acabó por llevarla de la mano por la calle. No imaginaba que pasaría el día y la noche pensando en ella.

Él, que sólo quería el amor de una noche, se convirtió en adicto de sus besos, de su pelo, de su piel, de su olor y su voz. De ella. Pasó de querer comérsela, a querer comerse el mundo con ella. Él, no contaba con que se enamoraría también de su alma…Tan solo fue un error de cálculo. Sólo fue eso. El amor suele tener estas cosas…

La locura de mi alma.

Hace tiempo que dejé de preocuparme por lo que piensan y dicen de mi, porque descubrí que la persona de quien más amor y respeto espero es de mi misma. Me he cansado de personas banales y vacías de emociones limpias y hermosas. Ya no quiero en mi camino a los que cortan las palabras con indiferencia a golpe de cobardía y rencor; a los que tiñen mi cielo de pájaros que nunca vuelan y jamás lo harán.

Me sobran halagos que van vestidos de falsas intenciones, de abrazos que son frios, de amigos que solo tienen el nombre y no el tesoro. De amores que olvidaron la valentía y la pasión en alguna estación sin trenes. Ya no trato de ser coherente y lógica y dar lo que me piden, de ser tal como esperan los demás, porque ya no me asusta decidir y cambiar, girar mi rumbo y romper el mapa, aunque en el intento me pierda en un país sin nombre.

Hace algún tiempo descubrí quién deseo ser y aún sin haberlo conseguido, me gusta mi sonrísa y el brillo de mis ojos. Sé que mi locura forma parte de mi alma y serme fiel a mi misma es el pasaporte que me lleva a tu corazón. Hace tiempo descubrí que me enamoran las personas auténticas, que no mienten y son generosas. Las que aman de frente y de verdad.

Rosa Vidal Ross © Copyright 2016

Maravillosas piezas rotas.

Todos aprendemos en algún momento a “unir piezas rotas”, y mientras lo hacemos, esos trozos, se convierten en una maravillosa obra de arte.Todos nos equivocamos…de ahí la bendita imperfección que nos guía a lo largo de nuestra vida. Sí lo que está en juego merece la pena, no hay que dudarlo un sólo instante… hay que volver a intentarlo.

Existe una exquisita técnica japonesa, llamada “Kintsugi”: el arte de arreglar lo roto. El arte de hacer bello y fuerte lo frágil. Consiste en reparar objetos dañados con oro. Después de que un objeto es sometido a esta “reparación” se transforma en una auténtica obra de arte.

En muchos momentos de nuestra vida está en nuestras manos, hacer cosas especiales a partir de nuestros errores y equivocaciones. Cuantas historias entre enamorados, amigos, familia… personas que se quieren, terminan sencillamente, porque creemos, que no tienen solución o “reparación”.

Todos estamos rotos de algún lado y existen pocas cosas más hermosas en el mundo, que unir dos trozos y hacer con ellos una historia inolvidable.

Rosa Vidal Ross © Copyright 2016

Casi feliz.

No te conformes con ser “casi feliz”, porque ese casi, es el pequeño espacio que permite o no, que otros tengan un poder, que solo te pertenece a ti. Sal del cine si la película te aburre. No termines un libro si te parece malo. Si no te gusta el menú, deja el restaurante. Si una relación no te hace feliz, sal de ella y no te demores. Si la conversación no te aporta nada, sonríe y sigue adelante. No es necesario que des tantas explicaciones. La felicidad también consiste en lo que dejas ir, por tu propio bien. Si crees que no vas por el camino que necesitas, da la vuelta y toma otro, el mundo está lleno de caminos. En esta vida, a veces nos basta con poco…. pero ese “poco” tiene que llenarnos el alma.

Rosa Vidal Ross.