El lado bueno de las cosas.

El mundo nos rompe a veces el corazón en tantos trozos, que creemos no ser capaces de volverlo a recomponer. Los recogemos, los pegamos y seguimos adelante. La vida puede ser injusta y afrontamos duros golpes para después volver a sonreír.

La vida es así: te caes, te levantas y te vuelves a caer. Aprendemos que nos podemos vivir con el miedo de volver a tropezar, a sufrir o a fallar. Porque eso no es vivir. Todo , absolutamente todo, por difícil y duro que sea de creer, tiene un lado bueno y positivo. El lado bueno de las cosas.

Rosa Vidal Ross © Copyright 2015

Anuncios

El poder de elegir.

Esta vida es tuya. Toma el poder de elegir lo que quieras hacer y hazlo bien. Toma el poder de amar lo que quieres en la vida y ámalo honestamente. Toma el poder de caminar en la dirección que tu elijas y sé parte de tu propio camino.

Toma el poder de controlar tu propia vida, nadie más puede hacerlo por ti. Toma el poder de equivocarte y se complice de tu propia incoherencia. Toma el poder para hacer tu vida más feliz. No dejes el poder a otros, y que vivan tu vida por ti.

Rosa Vidal Ross © Copyright 2015

Nada de lo que pedí.

Pedí fuerzas… y me dieron dificultades para hacerme fuerte. Pedí sabiduría… y me dieron problemas para resolver. Pedí prosperidad… y me dieron un cerebro y músculos para trabajar. Pedí coraje… y me dieron obstáculos para superar. Pedí amor… y me dieron personas a las que ayudar y querer.

Pedí favores… y me dieron oportunidades. No recibí nada de lo que pedí… pero recibí todo lo que precisaba. Si la vida nos permitiera vivir sin obstáculos, nunca llegaríamos a convertirnos es quienes somos.No tendríamos la fuerza ni el valor para intentarlo todo y nunca podríamos volar, aunque sea a contraviento.

Rosa Vidal Ross © Copyright 2015

Días difíciles.

Hay dias que amanecen difíciles, grises y parece que no hay camino por el que caminar. Es verdad que a veces no basta con sonreír y ser positivo para que todo se transforme y que por arte de magia, las cosas sean como queremos. Pero al final se trata de eso, de sacar a la luz lo que verdaderamente somos en lo más profundo del alma…justo cuando la vida nos pone delante circunstancias y momentos que requieren la destreza del corazón y la maestria de la mente. Hay días que comienzan raros y complicados y se llenan de pequeños milagros que nos recuerdan que la vida es tan imprevesible como hermosa. Hay dias que sabes que volverías a nacer mil veces, tan solo por volver a conocer a esas personas que dan sentido a los días que amanecen grises y se vuelven de cien colores. Hay fotografías que captan momentos y merecen toda una vida.

Rosa Vidal Ross © Copyright 2015