Lo inmensas que regresen tus manos.

Tienes que dejar muchas veces, la muda de tu piel en el camino, si quieres crecer. Esa es la parte de la aventura que nadie nos cuenta, y uno solo debe aprender.Tienes que dejar bailar a tus sombras con tus luces, y mirarlas de frente, porque ambas forman parte de ti. Esa es otra parte de la historia que solo tú puedes descubrir.

Tienes que hacer malabares con valentía y mover al mismo ritmo, la elegancia con que tu honestidad te guía, aunque nadie más lo entienda. Y pasar hambre, frio y sed en el viaje que cada uno elige. De allí, nadie regresa siendo el mismo. Lo importante nunca será lo vacias que viajen tus maletas, sino lo inmensas que regresen tus manos.

Rosa Vidal Ross © Copyright 2010-2015

Me gusta cuando me lees.

Me gusta cuando me lees. Porque yo te escribo a ti, aunque a veces no sepa bien donde estás… Sé que desde algún lugar del mundo, necesitas de mis palabras como yo de tu presencia. Me gusta imaginarte sonriéndo mientras tus dedos acarician cada una de mis letras, y siento como te emocionas al sentir que te cuento las historias, que se escriben en tu alma. Me enamora saberte entre mis textos como entre sábanas revueltas… Me gusta cuando me lees, seas quién seas y estés donde estés, ya eres parte de mi como yo de ti.

Rosa Vidal Ross © Copyright 2010-2015

Lo que algunos dicen que es amor.

Lo que algunos dicen qu es amor.

Lo que algunos hacen en nombre del amor, no es amor. Lo que algunos dicen en nombre del amor, no es amor. El amor no te humilla, y te parte en dos. No hunde a tu alma, en el pozo más profundo. El amor verdadero no te insulta, no te mata, no te hace llorar de dolor. El amor del bueno, no te ofende ni te pisa. No ensucia tu nombre ni tu rostro, no maldice tu piel ni tu sonrísa.

En nombre del amor algunos, se creen en posesión de la verdad más tóxica y con ella envenenan cada rio del que tomas agua. Si has amado de verdad a una persona, aunque ya no esté en tu vida, la respetas, la valoras y dejas que siga su vuelo y con él, su propia vida. Quizá la forma más auténtica de conocer a alguien, es comprobar como te trata cuando ya no te necesita.

El amor es desear a esa persona, lo más hermoso del mundo, aunque tú ya no se lo puedas dar. No quiero en mi vida a nadie en nombre de un amor, que no es amor. No quiero historias que son solo letras cosidas a destiempos y egoísmo. Si quiero vivir las pequeñas historias de cada día y cada noche. Tejidas con pequeños gestos y grandes sueños. Con diminutos paisajes enredados entre sábanas blancas y sencillas realidades.

Si quiero pequeños amores que sean sólo uno… que me enamore cada vez que despierto. Que me abrace cada vez que duermo. Que me bese cada vez que me pierdo. Y no necesite preguntar de donde proviene mi locura, porque ella también forma parte de mi alma.

Rosa Vidal Ross © Copyright 2010-2015

Si se tuerce la cosa.

Si se tuerce la cosa, es que quizás no era el momento. Si no sale tal como esperabas, tal vez no estaba en su instante preciso. No es resignarte, no es conformarte, no es ceder, no es ser débil o cobarde. Sencillamente es, que está por venir…Una historia es lo que nosotros nos montamos en nuestra cabeza, lo que queremos y deseamos y otra bien distinta, es la realidad y lo que vivímos.

Siempre hay dos caminos: Enfadarte y maldecir al Universo; amargarte y hacer infelices a los demás. Otro, aceptar y entender que todo es, cuando tiene que ser. Si has hecho todo lo que estaba en tu mano y en tu corazón; si has ido a por todas; si te has dejado hasta el último átomo de pasión y no se produce el “chispazo”, entonces hay que dejarse llevar….

Y una vez ocurre, es cuando lo entendemos todo: Las piezas encajan, se descifran los jeroglíficos, los mapas nos descubren nuevas rutas. Aparecen las personas necesarias en los momentos precisos. Si en tu vida se tuerce la cosa, tuerce tú la boca y regálale una sonrísa. Nunca le pidas a los que quieres que renuncien a sus sueños, por difícil que sean….Forma parte de ellos.

Rosa Vidal Ross © Copyright 2010-2015

Tu última flecha.

No hay mejor pregunta que una mirada y no hay mejor respuesta que una sonrisa. Cuando las palabras ya no cuentan nada nuevo, es el momento de dejar que sean las emociones las que hablen y nos cuenten las historias que se han cosido con amor.

Cuando se quiebre tu arco y hayas lanzado tu ultima flecha, dispara…Dispara con todo tu corazón. Y no dejes escapar aquello que te hace feliz, realmente feliz. No permitas que tu orgullo te gane el pulso.

La aventura más valiosa quizás no será llenar de sueños nuestras vidas, sino de hacer de cada momento algo especial, y conseguir que cada persona que cruza la nuestra, se lleve lo mejor que llevamos dentro. Y cuando piense en ti, se le escape una sonrísa en su deseo de volver a abrazarte, sin más…

Rosa Vidal Ross © Copyright 2010-2015

Mi lado oscuro.

Enamórate de mi lado oscuro,
de mi lado malvado,
del lado que nadie le gusta,
porque del otro lado
cualquiera se enamora.

Enamórate de mis malos momentos,
de mis inseguridades y mis defectos,
de mis caprichos y mis tonterias,
porque de mi lado brillante y seductor
cualquiera se enamora.

Enamórate de mi inmadurez,
de mi tozudez y mi impaciencia,
de mi parte salvaje e imprevisible,
porque de mi lado pasional e irresistible,
cualquiera se enamora.

Enamórate de mi locura,
porque de mi lado sereno,
ya te has enamorado.

Rosa Vidal Ross © Copyright 2010-2015

Despeinada y en pijama. (Atrévete a saltar)

A veces tardas toda una vida en aprender una lección importante. Otras, en un sólo instante, se concentra todo el universo delante de tu mirada, y sabes que es el momento de tomar esa decisión. Y el miedo recorre cada una de tus células. Sabes que ya no hay vuelta atrás. Es ahora o nunca. Dudas, y lo haces tantas veces, que un “click” dentro de tu cabeza te dice: Vamos, salta… quizá no sea el momento perfecto, pero tienes que atreverte a dar el paso o pasarás el resto de tu vida, sintiéndo que te faltó valentía y coraje.

Y aprendes, que nunca estás solo, por muy difícil que a veces te parezca. Hay personas que te envuelven con abrazos invisibles e interminables. Hay amigos que desde aquí o desde allá, nunca te abandonan pase lo que pase. Hay amores, indescriptiblemente bellos e inagotables, que se filtran entre los poros de tu piel, y se quedan a vivir ahí… en un trocito de tu alma.

Hay un fuerza dentro de ti que te guía desde el mismo momento en el que naces. Es la más poderosa y auténtica que existe en todo el universo. Y siempre te acompaña, aunque a veces, se te olvida. Quizás leas esto en un momento de tu vida, en el que necesitas una señal, un guiño, o ” ese algo” que le dice a tu alma, que todo cuanto necesitas, va contigo.

Que lo que el alma escribe no se borra. Que hay lecciónes sabias e irrepetibles, que únicamente, tu puedes descubrir. Que aunque tropieces, y caigas, siempre vas a levantarte y volverás a sonreír. Porque todo aquello que termina, es tan solo el inicio de todo lo que comienza. Deja que todo suceda y confía en ti.

Cree en ti. Y en cualquier momento, recibirás la exquisita emoción que la vida guarda para ti. Llegará a tu puerta. Serás tu quien le abra. Yo lo he hecho. Y tal vez, te pase como a mi y lo hagas en pijama y con el pelo despeinado. Sentirás que todo está bien. Y un aire cálido recorrerá tu cuerpo. Esta es tu aventura. No dejes que nadie la viva por ti. Desde aquí te mando un beso inmenso y dulce. Estés donde quiera que estés…Atrevéte a saltar.

Cuando cambias la manera de ver las cosas, las cosas que miras cambian. Pero sobre todo… recuerda abrir la puerta.

Rosa Vidal Ross © Copyright 2010-2015

En mi meta estás tú.

Pedir perdón no siempre significa que estamos equivocados y que el otro está en lo cierto. Simplemente significa que valoramos una relación mucho más que a nuestro ego.

Te quiero mucho más a ti, que a las razones que no habitan en mi corazón y si en mi mente. Te necesito más a ti, que al orgullo que se queda a vivir en mi ignorancia y no en mi alegría.

Te pido perdón y aligero mi paso, me siento más libre y me alivia sentirme libre de cargas. Necesito correr y sentir el viento en la cara. Al final los obstáculos son esas cosas terribles, que aparecen cuando quitamos la mirada de la meta. Y en mi meta estás tú.

Rosa Vidal Ross © Copyright 2010-2015

¿Sabes lo que quiero?

¿Sabes lo que quiero? Que seas fuerte y luches por aquello en lo que crees. Que pelees y te dejes la piel si lo que tienes en juego merece realmente la pena. Quiero que seas tú, aunque tu forma de ser sea inexplicable y nadie te entienda. Quiero que sigas a tu pasión y crees tu propia realidad. Que juegues sin parar y arriesgues para ganar.

Que confies en tu intuición y en ti. Y nunca olvides que te amo de forma incomprensible y no me preguntes porqué. Te amo inconscientemente, involuntariamente, por instinto, irracionalmente…Sin cuestionarme porqué, te amo. Te amo sencillamente porque cuando me miras, veo en tus ojos lo que para mi sonrísa es inconfesable.

Rosa Vidal Ross © Copyright 2010-2015

Los amores de verdad nunca desaparecen.

Los amores que han sido de verdad, aún terminando, nunca desaparecen. Quedan en algún lugar suspendidos, a merced de un óceano profundo, y al ritmo de la marea que los trae y los lleva a nuestra mente y a nuestro corazón. Los amores que han sido auténticos, aún sin tenerse uno al otro, siguen vivos en algún espacio sin nombre. Las personas que han sido verdad y han atravesado nuestra vida como una espada, descolocando hasta el último centímetro de nuestro mundo, ellos y ellas, envueltos en inolvidables emociones, no se destruyen ni mueren. El día que me necesites búscame en tu corazón. “Yo seguiré ahí.”

Rosa Vidal Ross © Copyright 2010-2015